Requisitos para obtener un préstamo rápido

¿Qué es un préstamo rápido?

Un préstamo rápido o crédito rápido, es un tipo de crédito caracterizado por ofrecer importes bajos a un plazo muy corto, con el mínimo de trámites y requisitos. Sin duda una solución pensada para situaciones de emergencia en que se necesite conseguir dinero de manera urgente.

Como bien sabemos todo lleva consigo una serie de ventajas y desventajas y es bueno conocerlas para tomar la mejor decisión al momento de un imprevisto.

Ventajas:

  • Si los comparamos con los préstamos personales, la principal ventaja de los préstamos rápidos es que se pasan por alto los tediosos estudios de viabilidad.
  • En su mayoría no requieren aval.
  • Algunos de ellos ni siquiera requieren el envío de documento alguno, y si lo hacen se trata simplemente de:
    • Fotocopia del DNI.
    • Fotocopia de la nómina o pensión (o bien de la factura de teléfono fijo o móvil si está a tu nombre).
    • Fotocopia de la cartilla de la cuenta corriente o de un recibo.

Inconvenientes

Como no todo puede ser perfecto, el único inconveniente de este tipo de créditos, radica en el monto de los intereses. Estos son tan altos, que las empresas financieras que conceden este tipo de préstamo urgente han optado por llamarlos “honorarios” en lugar de intereses. Siendo así, los honorarios provocados por un préstamo de 200 euros a devolver en 20 días rondarían los 50 euros.

Una vez dicho lo anterior, es conveniente usar este tipo de crédito para conseguir dinero rápido sólo si tiene la seguridad de que podrá reembolsarlo en breve. No se aventure a pedir un crédito rápido si no tiene un ingreso inminente que le ayude a solventar esta deuda, ya que los intereses de demora son muy altos y su nombre puede ir a parar a una lista de morosos como RAI o ASNEF.

Si ya está convencido de solicitar un préstamo rápido, continúe leyendo para conocer otro tipo de información que le puede ser útil.

Los importes financiados no suelen ser muy elevados, el plazo de devolución puede llegar a los 5 años y los intereses son algo más altos que en un préstamo personal de tramitación normal, aunque tienen un interés más bajo que en los microcréditos.

Los préstamos y créditos rápidos son adecuados para salir de situaciones urgentes: ofrecen dinero ya rápido para problemas que necesiten una solución inmediata y fácil.

Requisitos para obtener un préstamo rápido:

  • Todo depende de la solvencia del solicitante, es muy importante saber que este tiene la capacidad de devolución del préstamo.
  • Los requisitos mínimos varían según el banco o financiera.
  • Resultan más favorecidos aquellos colectivos que tienen una mejor situación económica: funcionarios, empleados con antigüedad laboral, etc.
  • Tienen más dificultades para acceder a ellos: los jóvenes, inmigrantes, desempleados, estudiantes universitarios, amas de casa, autónomos, …
  • En el caso de las empresas (pymes, sociedades en general), se requiere analizar documentación adicional, lo cual ocomplica un poco el concepto de estos préstamos, pues alargan los periodos de tramitación.
  • Si el importe no es muy elevado, en ocasiones se conceden sin necesidad de aval, pero no es fácil conseguirlos sin trabajo, una nómina domiciliada u otros ingresos justificados y comprobados o propiedades.
  • No ayuda tampoco el hecho de tener deudas y estar en listas de morosos: Asnef, Rai,…
  • En ocasiones se consigue mas fácilmente mediante las garantías sobre alguna propiedad (inmueble, hipoteca, vivienda, …).